Nepal Kush

Nepal Kush de Flying Dutchmen

Nepal Kush de Flying Dutchmen

Nepal Kush del banco de semillas The Flying Dutchmen es una planta de marihuana creada a base de dos variedades de cannabis procedentes de los dos extremos de las carismáticas montañas del Himalaya.

Las plantas de esta zona montañosa son conocidas por ser utilizadas para crear el hachís más deseado y apreciado en todo el mundo el cual es conocido como charas nepalí, siendo un hash que se extrae directamente de las plantas aún vivas frotando las manos con los cogollos para recoger los tricomas frescos y compactarlos mediante una fricción provocada con las manos.

Ancestros de la marihuana Nepal Kush

Las variedades nepalís son plantas altas, tupidas, con tallos largos no muy robustos. Crearán multitud de largas ramificaciones con unas hojas lanceadas de color verdes sin llegar a ser muy oscuras. Ocurre justo el contrario con las demás plantas de cannabis productoras de hachís situadas al este de esta zona geográfica que abarca la gran cordillera montañosa del Himalaya, las cuales son genéticas índicas, achatadas, robustas, con hojas grandes y oscuras. Tienen un marcado carácter de planta de marihuana afgana transmitiendo a Nepal Kush unos matices organolépticos afghanos que no podemos encontrar en las plantas nepalís originales.

De la combinación de estas dos genéticas procedentes de ambos extremos de la cordillera del Himalaya surge Nepal Kush, una semilla de marihuana compuesta por un 90% de genética índica y un 10% de sativa.

Cultivo de Nepal Kush

Durante el crecimiento de esta bella dama nos encontraremos con una variedad muy vigorosa desde un inicio, necesitando un corto periodo vegetativo antes de realizar el cambio de crecimiento al de floración. El screig tras el cambio de fotoperiodo deberá tenerse en cuenta pues puede llegar a triplicar con facilidad su altura inicial de modo que se aconseja controlar su altura mediante podas o ataduras en el caso de querer realizar un cultivo convencional. Si optamos por realizar un cultivo en SCROG, al aplicarle podas y ataduras se le puede dar un largo crecimiento sin muchos problemas aumentando su producción final.

Durante su floración nos encontraremos con una cepa de cannabis de gran calidad. Creará unas largas columnas de grandes y compactos cogollos repletos por una espesa capa de resina de gran calidad que cubre todas sus vistosas flores. Estará lista para ser cosechada en unos 55-65 días de floración cultivándola en interior sin muchos problemas derivados durante su cultivo. Su producción es abundante con unas cosechas de unos 600 gr por m2 con todos los elementos de cultivo optimizados y sin haber tenido percances durante el transcurso del cultivo.

En exterior será una excelente elección como planta de marihuana en aquellos climas cálidos, soleados y con largos veranos como en el caso del clima mediterráneo. Sus producciones son abundantes siendo una planta de marihuana productiva cosechando alrededor de 700 gr por planta y acabando por madurar a mediados de octubre. Sus cualidades organolépticas destacan por contener unos sabores típicos de las plantas nepalís con un retrogusto acentuado que nos hace recordar la parte de genética afghana de la cual de compone.

Es una planta de marihuana ideal para aquellos cultivadores que buscan unos sabores y efectos al más puro estilo hachís Temple Ball del conocido y reputado chara’s nepalí.

Características de Nepal Kush de Flying Dutchmen

  • Genética: Nepalí x Afghana
  • Producción en interior: 600 gr/m2
  • Producción en exterior: 700 gr por planta
  • Contenido en THC: Alto
  • Cosecha en interior:  55-65 días
  • Cosecha en exterior: Octubre

Nepal Kush se presenta en paquetes de 5 y 10 semillas feminizadas.